Nuevas recetas

Guía para beber vino a dieta

Guía para beber vino a dieta


(Es más fácil de lo que piensas)

¿Cuál es su propósito de Año Nuevo? Apuesto a que para muchos de ustedes, incluido yo mismo, es para cuidarse mejor. Eso generalmente significa tratar de adelgazar.

Si bien a primera vista podría pensar que eso significa eliminar el vino de su dieta, hay algunas cosas que debe considerar antes de tomar medidas tan drásticas.

Sin duda, es posible que reduzca la ingesta de alcohol, pero hay mucha evidencia médica que muestra que el alcohol moderado puede ser parte de una dieta saludable. Incluso más allá de las probadas implicaciones médicas del consumo de vino, hay varios factores que argumentan a favor de incorporar el vino en una dieta baja en calorías.

- Gregory Dal Piaz, Snooth


Tu guía para fiestas de bebidas dietéticas

-> Una clave para cualquier cambio de estilo de vida exitoso es la moderación. Si bien es posible que se apegue a un plan de alimentación más saludable la mayoría de los días, ciertas ocasiones requieren un poco de relajación, a veces en forma de una bebida alcohólica. Si bien el alcohol no tiene grasa y es bajo en carbohidratos, son las calorías las que cuentan cuando se trata de controlar el peso. En general, el alcohol y la dieta no se mezclan bien: su cuerpo procesa el alcohol primero, dejando que los carbohidratos y las grasas se almacenen como grasa en lugar de usarse como combustible.

Incluso si tiene cuidado con su consumo de alcohol, no todas las bebidas son iguales en la escala de la dieta y algunas opciones son mejores que otras. A continuación, presentamos una breve guía del contenido calórico de los diferentes tipos de alcohol. Úselo como un recurso rápido para encontrar opciones de bebidas alcohólicas bajas en calorías mientras se ciñe a sus objetivos dietéticos.



Tu guía para fiestas de bebidas dietéticas

-> Una clave para cualquier cambio de estilo de vida exitoso es la moderación. Si bien es posible que se apegue a un plan de alimentación más saludable la mayoría de los días, ciertas ocasiones requieren un poco de relajación, a veces en forma de una bebida alcohólica. Si bien el alcohol no tiene grasa y es bajo en carbohidratos, son las calorías las que cuentan cuando se trata de controlar el peso. En general, el alcohol y la dieta no se mezclan bien: su cuerpo procesa el alcohol primero, dejando que los carbohidratos y las grasas se almacenen como grasa en lugar de usarse como combustible.

Incluso si tiene cuidado con su consumo de alcohol, no todas las bebidas son iguales en la escala de la dieta y algunas opciones son mejores que otras. A continuación, presentamos una breve guía del contenido calórico de los diferentes tipos de alcohol. Úselo como un recurso rápido para encontrar opciones de bebidas alcohólicas bajas en calorías mientras se ciñe a sus objetivos dietéticos.



Tu guía para fiestas de bebidas dietéticas

-> Una clave para cualquier cambio de estilo de vida exitoso es la moderación. Si bien es posible que se apegue a un plan de alimentación más saludable la mayoría de los días, ciertas ocasiones requieren un poco de relajación, a veces en forma de una bebida alcohólica. Si bien el alcohol no tiene grasa y es bajo en carbohidratos, son las calorías las que cuentan cuando se trata de controlar el peso. En general, el alcohol y la dieta no se mezclan bien: su cuerpo procesa el alcohol primero, dejando que los carbohidratos y las grasas se almacenen como grasa en lugar de usarse como combustible.

Incluso si tiene cuidado con su consumo de alcohol, no todas las bebidas son iguales en la escala de la dieta y algunas opciones son mejores que otras. A continuación, presentamos una breve guía del contenido calórico de los diferentes tipos de alcohol. Úselo como un recurso rápido para encontrar opciones de alcohol bajas en calorías sin dejar de cumplir sus objetivos dietéticos.



Tu guía para fiestas de bebidas dietéticas

-> Una clave para cualquier cambio de estilo de vida exitoso es la moderación. Si bien es posible que se apegue a un plan de alimentación más saludable la mayoría de los días, ciertas ocasiones requieren un poco de relajación, a veces en forma de una bebida alcohólica. Si bien el alcohol no tiene grasa y es bajo en carbohidratos, son las calorías las que cuentan cuando se trata de controlar el peso. En general, el alcohol y la dieta no se mezclan bien: su cuerpo procesa el alcohol primero, dejando que los carbohidratos y las grasas se almacenen como grasa en lugar de usarse como combustible.

Incluso si tiene cuidado con su consumo de alcohol, no todas las bebidas son iguales en la escala de la dieta y algunas opciones son mejores que otras. A continuación, presentamos una breve guía del contenido calórico de los diferentes tipos de alcohol. Úselo como un recurso rápido para encontrar opciones de alcohol bajas en calorías sin dejar de cumplir sus objetivos dietéticos.



Tu guía para fiestas de bebidas dietéticas

-> Una clave para cualquier cambio de estilo de vida exitoso es la moderación. Si bien es posible que se apegue a un plan de alimentación más saludable la mayoría de los días, ciertas ocasiones requieren un poco de relajación, a veces en forma de una bebida alcohólica. Si bien el alcohol no tiene grasa y es bajo en carbohidratos, son las calorías las que cuentan cuando se trata de controlar el peso. En general, el alcohol y la dieta no se mezclan bien: su cuerpo procesa el alcohol primero, dejando que los carbohidratos y las grasas se almacenen como grasa en lugar de usarse como combustible.

Incluso si tiene cuidado con su consumo de alcohol, no todas las bebidas son iguales en la escala de la dieta y algunas opciones son mejores que otras. A continuación, presentamos una breve guía del contenido calórico de los diferentes tipos de alcohol. Úselo como un recurso rápido para encontrar opciones de alcohol bajas en calorías sin dejar de cumplir sus objetivos dietéticos.



Tu guía para fiestas de bebidas dietéticas

-> Una clave para cualquier cambio de estilo de vida exitoso es la moderación. Si bien es posible que se apegue a un plan de alimentación más saludable la mayoría de los días, ciertas ocasiones requieren un poco de relajación, a veces en forma de una bebida alcohólica. Si bien el alcohol no tiene grasa y es bajo en carbohidratos, son las calorías las que cuentan cuando se trata de controlar el peso. En general, el alcohol y la dieta no se mezclan bien: su cuerpo procesa el alcohol primero, dejando que los carbohidratos y las grasas se almacenen como grasa en lugar de usarse como combustible.

Incluso si tiene cuidado con su consumo de alcohol, no todas las bebidas son iguales en la escala de la dieta y algunas opciones son mejores que otras. A continuación, presentamos una breve guía del contenido calórico de los diferentes tipos de alcohol. Úselo como un recurso rápido para encontrar opciones de bebidas alcohólicas bajas en calorías mientras se ciñe a sus objetivos dietéticos.



Tu guía para fiestas de bebidas dietéticas

-> Una clave para cualquier cambio de estilo de vida exitoso es la moderación. Si bien es posible que se apegue a un plan de alimentación más saludable la mayoría de los días, ciertas ocasiones requieren un poco de relajación, a veces en forma de una bebida alcohólica. Si bien el alcohol no tiene grasa y es bajo en carbohidratos, son las calorías las que cuentan cuando se trata de controlar el peso. En general, el alcohol y la dieta no se mezclan bien: su cuerpo procesa el alcohol primero, dejando que los carbohidratos y las grasas se almacenen como grasa en lugar de usarse como combustible.

Incluso si tiene cuidado con su consumo de alcohol, no todas las bebidas son iguales en la escala de la dieta y algunas opciones son mejores que otras. A continuación, presentamos una breve guía del contenido calórico de los diferentes tipos de alcohol. Úselo como un recurso rápido para encontrar opciones de bebidas alcohólicas bajas en calorías mientras se ciñe a sus objetivos dietéticos.



Tu guía para fiestas de bebidas dietéticas

-> Una clave para cualquier cambio de estilo de vida exitoso es la moderación. Si bien es posible que se apegue a un plan de alimentación más saludable la mayoría de los días, ciertas ocasiones requieren un poco de relajación, a veces en forma de una bebida alcohólica. Si bien el alcohol no tiene grasa y es bajo en carbohidratos, son las calorías las que cuentan cuando se trata de controlar el peso. En general, el alcohol y la dieta no se mezclan bien: su cuerpo procesa el alcohol primero, dejando que los carbohidratos y las grasas se almacenen como grasa en lugar de usarse como combustible.

Incluso si tiene cuidado con su consumo de alcohol, no todas las bebidas son iguales en la escala de la dieta y algunas opciones son mejores que otras. A continuación, presentamos una breve guía del contenido calórico de los diferentes tipos de alcohol. Úselo como un recurso rápido para encontrar opciones de bebidas alcohólicas bajas en calorías mientras se ciñe a sus objetivos dietéticos.



Tu guía para fiestas de bebidas dietéticas

-> Una clave para cualquier cambio de estilo de vida exitoso es la moderación. Si bien es posible que se apegue a un plan de alimentación más saludable la mayoría de los días, ciertas ocasiones requieren un poco de relajación, a veces en forma de una bebida alcohólica. Si bien el alcohol no tiene grasa y es bajo en carbohidratos, son las calorías las que cuentan cuando se trata de controlar el peso. En general, el alcohol y la dieta no se mezclan bien: su cuerpo procesa el alcohol primero, dejando que los carbohidratos y las grasas se almacenen como grasa en lugar de usarse como combustible.

Incluso si tiene cuidado con su consumo de alcohol, no todas las bebidas son iguales en la escala de la dieta y algunas opciones son mejores que otras. A continuación, presentamos una breve guía del contenido calórico de los diferentes tipos de alcohol. Úselo como un recurso rápido para encontrar opciones de alcohol bajas en calorías sin dejar de cumplir sus objetivos dietéticos.



Tu guía para fiestas de bebidas dietéticas

-> Una clave para cualquier cambio de estilo de vida exitoso es la moderación. Si bien es posible que se apegue a un plan de alimentación más saludable la mayoría de los días, ciertas ocasiones requieren un poco de relajación, a veces en forma de una bebida alcohólica. Si bien el alcohol no tiene grasa y es bajo en carbohidratos, son las calorías las que cuentan cuando se trata de controlar el peso. En general, el alcohol y la dieta no se mezclan bien: su cuerpo procesa el alcohol primero, dejando que los carbohidratos y las grasas se almacenen como grasa en lugar de usarse como combustible.

Incluso si tiene cuidado con su consumo de alcohol, no todas las bebidas son iguales en la escala de la dieta y algunas opciones son mejores que otras. A continuación, presentamos una breve guía del contenido calórico de los diferentes tipos de alcohol. Úselo como un recurso rápido para encontrar opciones de alcohol bajas en calorías sin dejar de cumplir sus objetivos dietéticos.



Ver el vídeo: 10 Tips για το Κρασί που Πρέπει να Ξέρεις