Nuevas recetas

Tostadas calientes de camote de búfalo

Tostadas calientes de camote de búfalo


Una receta original de Candace Cameron Bure de Full House

Receta cortesía de Candace Cameron Bure y StarKist

La dulzura acaramelada de la batata es el complemento perfecto para el atún picante. Estos bocadillos son fáciles de preparar, perfectos para cualquier persona que busque un equilibrio entre una carrera ocupada, una familia y el ejercicio.

Ingredientes

Para las tostadas calientes de camote de búfalo

  • 5 onzas de atún en bolsa, como Tuna Creations® BOLD, Hot Buffalo Style
  • 1 camote cortado en rodajas de ¼ de pulgada (extremo corto)
  • 2 cucharadas de cebolla morada, picada
  • 1 cucharada de cebollín picado

Horneado de camote con ajo y miel caliente

Ahora, si de alguna manera ha logrado esquivarlos en su mejor momento de inundación de Pinterest, las papas Hasselback son papas horneadas, pero con finas hendiduras cortadas en la parte superior. Las ranuras no deben & # 8217t atravesar todo el camino & # 8212 usted quiere que la papa permanezca unida en la parte inferior & # 8211 y se agrega mantequilla entre cada ranura para que las rebanadas queden crujientes a la textura de las papas fritas. La gente a menudo agrega ajo y hierbas o pan rallado, y después de una hora de horneado, se supone que las papas deben estar crujientes en la parte superior, cremosas en el medio y magníficamente abanicadas.

Se supone que es. Pero en mi experiencia, eso no es exactamente lo que sucede.

En mi experiencia, no terminan realmente crujientes en la parte superior ni suaves en el centro. Es realmente más una textura de papa vieja secada, si es que alguna vez terminan cocinando completamente. Y, sinceramente, no suelen ser muy sabrosos para algo que requiere tanto esfuerzo.

Pero a pesar de todo eso, todavía estaba preparado para darle un giro a Hasselback Potatoes la semana pasada. Creía que al usar batatas y una mantequilla cargada de sabor, terminarían sabrosos y valdría la pena. Y hablando de tiempo, pensé que calentar las papas en el microondas hasta que se ablanden eliminaría gran parte de la espera y crearía una textura más uniforme, de modo que hacer crujientes las partes superiores en el horno sería rápido y fácil.

Pero mientras cortaba meticulosamente mis batatas (con algunos errores en el proceso), tuve un pensamiento. Si realmente estoy tratando de ahorrar tiempo y hacer que las papas se cocinen uniformemente, ¿por qué no uso mi mandolina para cortar las papas? Se cortan en rodajas finas y uniformes, y puedo realizar el proceso en segundos. Apilados verticalmente en una fuente para hornear pequeña, estarán crujientes en la parte superior y cremosos en la parte inferior de todos modos. Además, todavía podré colocar rodajas de ajo y jalapeño entre las rodajas y dejar que la mantequilla de ajo con miel caliente gotee por las grietas. El horneado de camote con ajo y miel caliente será como todas las partes buenas de las papas Hasselback, pero un millón de veces mejor.

Y no tocar mi propia bocina ni nada, pero tenía razón.

El horneado de camote con ajo y miel caliente terminó luciendo lo suficientemente hermoso para una comida elegante, pero lo suficientemente simple para un acompañamiento diario. ¿Y el sabor? Gracias al generoso pincel de una combinación de miel, jalapeño, ajo, mantequilla y vinagre de sidra de manzana, resultó absolutamente adictivo. James y yo no podíamos dejar de comer bocados de patatas.

Me encantó especialmente cómo parecían derretirse en mi boca, pero con el más mínimo crujido alrededor de los bordes.

Maaan, esas batatas estaban buenas.

Si lo tuyo son las batatas, este horneado de batata con ajo y miel caliente es una receta que tienes que probar. Y cuando lo haga, no olvide tomar una foto y etiquetar #hostthetoast en Instagram para mostrar sus relucientes patatas antes de engullirlas.

Y si olvida hacerlo la primera vez, no se preocupe. Esta es una receta que volverás a hacer, seguro.


Horneado de camote con ajo y miel caliente

Ahora, si de alguna manera ha logrado esquivarlos en su mejor momento de inundación de Pinterest, las papas Hasselback son papas horneadas, pero con finas ranuras cortadas en la parte superior. Las ranuras no deben & # 8217t atravesar todo el camino & # 8212 usted quiere que la papa permanezca unida en la parte inferior & # 8211 y se agrega mantequilla entre cada ranura para que las rebanadas queden crujientes a la textura de las papas fritas. La gente a menudo agrega ajo y hierbas o pan rallado, y después de una hora de horneado, se supone que las papas deben estar crujientes en la parte superior, cremosas en el medio y magníficamente abanicadas.

Se supone que es. Pero en mi experiencia, eso no es exactamente lo que sucede.

En mi experiencia, no terminan realmente crujientes en la parte superior ni suaves en el centro. Es realmente más una textura de papa vieja secada, si es que alguna vez terminan cocinando completamente. Y, sinceramente, no suelen ser muy sabrosos para algo que requiere tanto esfuerzo.

Pero a pesar de todo eso, todavía estaba preparado para darle un giro a Hasselback Potatoes la semana pasada. Creía que al usar batatas y una mantequilla cargada de sabor, terminarían sabrosos y valdría la pena. Y hablando de tiempo, pensé que calentar las papas en el microondas hasta que se ablanden eliminaría gran parte de la espera y crearía una textura más uniforme, de modo que hacer crujientes las partes superiores en el horno sería rápido y fácil.

Pero mientras cortaba meticulosamente mis batatas (con algunos errores en el proceso), tuve un pensamiento. Si realmente estoy tratando de ahorrar tiempo y hacer que las papas se cocinen uniformemente, ¿por qué no uso mi mandolina para cortar las papas? Se cortan en rodajas finas y uniformes, y puedo realizar el proceso en segundos. Apilados verticalmente en una fuente para hornear pequeña, estarán crujientes en la parte superior y cremosos en la parte inferior de todos modos. Además, todavía podré meter rodajas de ajo y jalapeño entre las rodajas, y dejar que la mantequilla de ajo con miel caliente gotee por las grietas. El horneado de camote con ajo y miel caliente será como todas las partes buenas de las papas Hasselback, pero un millón de veces mejor.

Y no tocar mi propia bocina ni nada, pero tenía razón.

El horneado de camote con ajo y miel caliente terminó luciendo lo suficientemente hermoso para una comida elegante, pero lo suficientemente simple como para un acompañamiento diario. ¿Y el sabor? Gracias al generoso pincel de una combinación de miel, jalapeño, ajo, mantequilla y vinagre de sidra de manzana, resultó absolutamente adictivo. James y yo no podíamos dejar de comer bocados de patatas.

Me encantó especialmente cómo parecían derretirse en mi boca, pero con el más mínimo crujido alrededor de los bordes.

Maaan, esas batatas estaban buenas.

Si lo tuyo son las batatas, este horneado de batata con ajo y miel caliente es una receta que tienes que probar. Y cuando lo haga, no olvide tomar una foto y etiquetar #hostthetoast en Instagram para mostrar sus relucientes patatas antes de engullirlas.

Y si olvida hacerlo la primera vez, no se preocupe. Esta es una receta que volverás a hacer, seguro.


Horneado de camote con ajo y miel caliente

Ahora, si de alguna manera ha logrado esquivarlos en su mejor momento de inundación de Pinterest, las papas Hasselback son papas horneadas, pero con finas hendiduras cortadas en la parte superior. Las ranuras no deben & # 8217t atravesar todo el camino & # 8212 desea que la papa permanezca unida en la parte inferior & # 8211 y se agrega mantequilla entre cada ranura para que las rebanadas tengan la textura de las papas fritas. La gente a menudo agrega ajo y hierbas o pan rallado, y después de una hora de horneado, se supone que las papas están crujientes en la parte superior, cremosas en el medio y maravillosamente abanicadas.

Se supone que es. Pero en mi experiencia, eso no es exactamente lo que sucede.

En mi experiencia, no terminan realmente crujientes en la parte superior ni suaves en el centro. Es realmente más una textura de papa vieja secada, si es que alguna vez terminan cocinando completamente. Y, sinceramente, no suelen ser muy sabrosos para algo que requiere tanto esfuerzo.

Pero a pesar de todo eso, todavía estaba preparado para darle un giro a Hasselback Potatoes la semana pasada. Creía que al usar batatas y una mantequilla cargada de sabor, terminarían sabrosos y valdría la pena. Y hablando de tiempo, pensé que calentar las papas en el microondas hasta que se ablanden eliminaría gran parte de la espera y crearía una textura más uniforme, de modo que hacer crujientes las partes superiores en el horno sería rápido y fácil.

Pero mientras cortaba meticulosamente mis batatas (con algunos errores en el proceso), tuve un pensamiento. Si realmente estoy tratando de ahorrar tiempo y hacer que las papas se cocinen uniformemente, ¿por qué no uso mi mandolina para cortar las papas? Se cortan en rodajas finas y uniformes, y puedo realizar el proceso en segundos. Apilados verticalmente en una fuente para hornear pequeña, estarán crujientes en la parte superior y cremosos en la parte inferior de todos modos. Además, todavía podré meter rodajas de ajo y jalapeño entre las rodajas, y dejar que la mantequilla de ajo con miel caliente gotee por las grietas. El horneado de camote con ajo y miel caliente será como todas las partes buenas de las papas Hasselback, pero un millón de veces mejor.

Y no tocar mi propia bocina ni nada, pero tenía razón.

El horneado de camote con ajo y miel caliente terminó luciendo lo suficientemente hermoso para una comida elegante, pero lo suficientemente simple como para un acompañamiento diario. ¿Y el sabor? Gracias al generoso pincel de una combinación de miel, jalapeño, ajo, mantequilla y vinagre de sidra de manzana, resultó absolutamente adictivo. James y yo no podíamos dejar de comer bocados de patatas.

Me encantó especialmente cómo parecían derretirse en mi boca, pero con el más mínimo crujido alrededor de los bordes.

Maaan, esas batatas estaban buenas.

Si lo tuyo son las batatas, este horneado de batata con ajo y miel caliente es una receta que tienes que probar. Y cuando lo haga, no olvide tomar una foto y etiquetar #hostthetoast en Instagram para mostrar sus relucientes patatas antes de engullirlas.

Y si olvida hacerlo la primera vez, no se preocupe. Esta es una receta que volverás a hacer, seguro.


Horneado de camote con ajo y miel caliente

Ahora, si de alguna manera ha logrado esquivarlos en su mejor momento de inundación de Pinterest, las papas Hasselback son papas horneadas, pero con finas hendiduras cortadas en la parte superior. Las ranuras no deben & # 8217t atravesar todo el camino & # 8212 usted quiere que la papa permanezca unida en la parte inferior & # 8211 y se agrega mantequilla entre cada ranura para que las rebanadas queden crujientes a la textura de las papas fritas. La gente a menudo agrega ajo y hierbas o pan rallado, y después de una hora de horneado, se supone que las papas están crujientes en la parte superior, cremosas en el medio y maravillosamente abanicadas.

Se supone que es. Pero en mi experiencia, eso no es exactamente lo que sucede.

En mi experiencia, no terminan realmente crujientes en la parte superior ni suaves en el centro. Es realmente más una textura de papa vieja secada, si es que alguna vez terminan cocinando completamente. Y, sinceramente, no suelen ser muy sabrosos para algo que requiere tanto esfuerzo.

Pero a pesar de todo eso, todavía estaba preparado para darle un giro a Hasselback Potatoes la semana pasada. Creía que al usar batatas y una mantequilla cargada de sabor, terminarían sabrosos y valdrían la pena. Y hablando de tiempo, pensé que calentar las papas en el microondas hasta que se ablanden eliminaría gran parte de la espera y crearía una textura más uniforme, de modo que hacer crujientes las partes superiores en el horno sería rápido y fácil.

Pero mientras cortaba meticulosamente mis batatas (con algunos errores en el proceso), tuve un pensamiento. Si realmente estoy tratando de ahorrar tiempo y hacer que las papas se cocinen uniformemente, ¿por qué no uso mi mandolina para cortar las papas? Se cortan en rodajas finas y uniformes, y puedo realizar el proceso en segundos. Apilados verticalmente en una fuente para hornear pequeña, estarán crujientes en la parte superior y cremosos en la parte inferior de todos modos. Además, todavía podré meter rodajas de ajo y jalapeño entre las rodajas, y dejar que la mantequilla de ajo con miel caliente gotee por las grietas. El horneado de camote con ajo y miel caliente será como todas las partes buenas de las papas Hasselback, pero un millón de veces mejor.

Y no tocar mi propia bocina ni nada, pero tenía razón.

El horneado de camote con ajo y miel caliente terminó luciendo lo suficientemente hermoso para una comida elegante, pero lo suficientemente simple como para un acompañamiento diario. ¿Y el sabor? Gracias al generoso pincel de una combinación de miel, jalapeño, ajo, mantequilla y vinagre de sidra de manzana, resultó absolutamente adictivo. James y yo no podíamos dejar de comer bocados de patatas.

Me encantó especialmente cómo parecían derretirse en mi boca, pero con el más mínimo crujido alrededor de los bordes.

Maaan, esas batatas estaban buenas.

Si lo tuyo son las batatas, este horneado de batata con ajo y miel caliente es una receta que tienes que probar. Y cuando lo haga, no olvide tomar una foto y etiquetar #hostthetoast en Instagram para mostrar sus relucientes patatas antes de engullirlas.

Y si olvida hacerlo la primera vez, no se preocupe. Esta es una receta que volverás a hacer, seguro.


Horneado de camote con ajo y miel caliente

Ahora, si de alguna manera ha logrado esquivarlos en su mejor momento de inundación de Pinterest, las papas Hasselback son papas horneadas, pero con finas hendiduras cortadas en la parte superior. Las ranuras no deben & # 8217t atravesar todo el camino & # 8212 usted quiere que la papa permanezca unida en la parte inferior & # 8211 y se agrega mantequilla entre cada ranura para que las rebanadas queden crujientes a la textura de las papas fritas. La gente a menudo agrega ajo y hierbas o pan rallado, y después de una hora de horneado, se supone que las papas deben estar crujientes en la parte superior, cremosas en el medio y magníficamente abanicadas.

Se supone que es. Pero en mi experiencia, eso no es exactamente lo que sucede.

En mi experiencia, no terminan realmente crujientes en la parte superior ni suaves en el centro. Es realmente más una textura de papa vieja secada, si es que alguna vez terminan cocinando completamente. Y, sinceramente, no suelen ser muy sabrosos para algo que requiere tanto esfuerzo.

Pero a pesar de todo eso, todavía estaba preparado para darle un giro a Hasselback Potatoes la semana pasada. Creía que al usar batatas y una mantequilla cargada de sabor, terminarían sabrosos y valdrían la pena. Y hablando de tiempo, pensé que calentar las papas en el microondas hasta que se ablanden eliminaría gran parte de la espera y crearía una textura más uniforme, de modo que hacer crujientes las partes superiores en el horno sería rápido y fácil.

Pero mientras cortaba meticulosamente mis batatas (con algunos errores en el proceso), tuve un pensamiento. Si realmente estoy tratando de ahorrar tiempo y hacer que las papas se cocinen uniformemente, ¿por qué no uso mi mandolina para cortar las papas? Se cortan en rodajas finas y uniformes, y puedo realizar el proceso en segundos. Apilados verticalmente en una fuente para hornear pequeña, estarán crujientes en la parte superior y cremosos en la parte inferior de todos modos. Además, todavía podré meter rodajas de ajo y jalapeño entre las rodajas, y dejar que la mantequilla de ajo con miel caliente gotee por las grietas. El horneado de camote con ajo y miel caliente será como todas las partes buenas de las papas Hasselback, pero un millón de veces mejor.

Y no tocar mi propia bocina ni nada, pero tenía razón.

El horneado de camote con ajo y miel caliente terminó luciendo lo suficientemente hermoso para una comida elegante, pero lo suficientemente simple para un acompañamiento diario. ¿Y el sabor? Gracias al generoso pincel de una combinación de miel, jalapeño, ajo, mantequilla y vinagre de sidra de manzana, resultó absolutamente adictivo. James y yo no podíamos dejar de comer bocados de patatas.

Me encantó especialmente cómo parecían derretirse en mi boca, pero con el más mínimo crujido alrededor de los bordes.

Maaan, esas batatas estaban buenas.

Si lo tuyo son las batatas, este horneado de batata con ajo y miel caliente es una receta que tienes que probar. Y cuando lo haga, no olvide tomar una foto y etiquetar #hostthetoast en Instagram para mostrar sus relucientes patatas antes de engullirlas.

Y si olvida hacerlo la primera vez, no se preocupe. Esta es una receta que volverás a hacer, seguro.


Horneado de camote con ajo y miel caliente

Ahora, si de alguna manera ha logrado esquivarlos en su mejor momento de inundación de Pinterest, las papas Hasselback son papas horneadas, pero con finas hendiduras cortadas en la parte superior. Las ranuras no deben & # 8217t atravesar todo el camino & # 8212 desea que la papa permanezca unida en la parte inferior & # 8211 y se agrega mantequilla entre cada ranura para que las rebanadas tengan la textura de las papas fritas. La gente a menudo agrega ajo y hierbas o pan rallado, y después de una hora de horneado, se supone que las papas deben estar crujientes en la parte superior, cremosas en el medio y magníficamente abanicadas.

Se supone que es. Pero en mi experiencia, eso no es exactamente lo que sucede.

En mi experiencia, no terminan realmente crujientes en la parte superior ni suaves en el centro. Es realmente más una textura de papa vieja secada, si es que alguna vez terminan cocinando completamente. Y, sinceramente, no suelen ser muy sabrosos para algo que requiere tanto esfuerzo.

Pero a pesar de todo eso, todavía estaba preparado para darle un giro a Hasselback Potatoes la semana pasada. Creía que al usar batatas y una mantequilla cargada de sabor, terminarían sabrosos y valdría la pena. Y hablando de tiempo, pensé que calentar las papas en el microondas hasta que se ablanden eliminaría gran parte de la espera y crearía una textura más uniforme, de modo que hacer crujientes las partes superiores en el horno sería rápido y fácil.

Pero mientras cortaba meticulosamente mis batatas (con algunos errores en el proceso), tuve un pensamiento. Si realmente estoy tratando de ahorrar tiempo y hacer que las papas se cocinen uniformemente, ¿por qué no uso mi mandolina para cortar las papas? Se cortan en rodajas finas y uniformes, y puedo realizar el proceso en segundos. Apilados verticalmente en una fuente para hornear pequeña, estarán crujientes en la parte superior y cremosos en la parte inferior de todos modos. Además, todavía podré meter rodajas de ajo y jalapeño entre las rodajas, y dejar que la mantequilla de ajo con miel caliente gotee por las grietas. El horneado de camote con ajo y miel caliente será como todas las partes buenas de las papas Hasselback, pero un millón de veces mejor.

Y no tocar mi propia bocina ni nada, pero tenía razón.

El horneado de camote con ajo y miel caliente terminó luciendo lo suficientemente hermoso para una comida elegante, pero lo suficientemente simple para un acompañamiento diario. ¿Y el sabor? Gracias al generoso pincel de una combinación de miel, jalapeño, ajo, mantequilla y vinagre de sidra de manzana, resultó absolutamente adictivo. James y yo no podíamos dejar de comer bocados de patatas.

Me encantó especialmente cómo parecían derretirse en mi boca, pero con el más mínimo crujido alrededor de los bordes.

Maaan, esas batatas estaban buenas.

Si lo tuyo son las batatas, este horneado de batata con ajo y miel caliente es una receta que tienes que probar. Y cuando lo haga, no olvide tomar una foto y etiquetar #hostthetoast en Instagram para mostrar sus relucientes patatas antes de engullirlas.

Y si olvida hacerlo la primera vez, no se preocupe. Esta es una receta que volverás a hacer, seguro.


Horneado de camote con ajo y miel caliente

Ahora, si de alguna manera ha logrado esquivarlos en su mejor momento de inundación de Pinterest, las papas Hasselback son papas horneadas, pero con finas hendiduras cortadas en la parte superior. Las ranuras no deben & # 8217t atravesar todo el camino & # 8212 usted quiere que la papa permanezca unida en la parte inferior & # 8211 y se agrega mantequilla entre cada ranura para que las rebanadas queden crujientes a la textura de las papas fritas. La gente a menudo agrega ajo y hierbas o pan rallado, y después de una hora de horneado, se supone que las papas están crujientes en la parte superior, cremosas en el medio y maravillosamente abanicadas.

Se supone que es. Pero en mi experiencia, eso no es exactamente lo que sucede.

En mi experiencia, no terminan realmente crujientes en la parte superior ni suaves en el centro. Es realmente más una textura de papa vieja secada, si es que alguna vez terminan cocinando completamente. Y, sinceramente, no suelen ser muy sabrosos para algo que requiere tanto esfuerzo.

Pero a pesar de todo eso, todavía estaba preparado para darle un giro a Hasselback Potatoes la semana pasada. Creía que al usar batatas y una mantequilla cargada de sabor, terminarían sabrosos y valdría la pena. Y hablando de tiempo, pensé que calentar las papas en el microondas hasta que se ablanden eliminaría gran parte de la espera y crearía una textura más uniforme, de modo que hacer crujientes las partes superiores en el horno sería rápido y fácil.

Pero mientras cortaba meticulosamente mis batatas (con algunos errores en el proceso), tuve un pensamiento. Si realmente estoy tratando de ahorrar tiempo y hacer que las papas se cocinen uniformemente, ¿por qué no uso mi mandolina para cortar las papas? Se cortan en rodajas finas y uniformes, y puedo realizar el proceso en segundos. Apilados verticalmente en una fuente para hornear pequeña, estarán crujientes en la parte superior y cremosos en la parte inferior de todos modos. Además, todavía podré meter rodajas de ajo y jalapeño entre las rodajas, y dejar que la mantequilla de ajo con miel caliente gotee por las grietas. El horneado de camote con ajo y miel caliente será como todas las partes buenas de las papas Hasselback, pero un millón de veces mejor.

Y no tocar mi propia bocina ni nada, pero tenía razón.

El horneado de camote con ajo y miel caliente terminó luciendo lo suficientemente hermoso para una comida elegante, pero lo suficientemente simple como para un acompañamiento diario. ¿Y el sabor? Gracias al generoso pincel de una combinación de miel, jalapeño, ajo, mantequilla y vinagre de sidra de manzana, resultó absolutamente adictivo. James y yo no podíamos dejar de comer bocados de patatas.

Me encantó especialmente cómo parecían derretirse en mi boca, pero con el más mínimo crujido alrededor de los bordes.

Maaan, esas batatas estaban buenas.

Si lo tuyo son las batatas, este horneado de batata con ajo y miel caliente es una receta que tienes que probar. Y cuando lo haga, no olvide tomar una foto y etiquetar #hostthetoast en Instagram para mostrar sus relucientes patatas antes de engullirlas.

Y si olvida hacerlo la primera vez, no se preocupe. Esta es una receta que volverás a hacer, seguro.


Horneado de camote con ajo y miel caliente

Ahora, si de alguna manera ha logrado esquivarlos en su mejor momento de inundación de Pinterest, las papas Hasselback son papas horneadas, pero con finas hendiduras cortadas en la parte superior. Las ranuras no deben & # 8217t atravesar todo el camino & # 8212 usted quiere que la papa permanezca unida en la parte inferior & # 8211 y se agrega mantequilla entre cada ranura para que las rebanadas queden crujientes a la textura de las papas fritas. La gente a menudo agrega ajo y hierbas o pan rallado, y después de una hora de horneado, se supone que las papas deben estar crujientes en la parte superior, cremosas en el medio y magníficamente abanicadas.

Se supone que es. Pero en mi experiencia, eso no es exactamente lo que sucede.

En mi experiencia, no terminan realmente crujientes en la parte superior ni suaves en el centro. Es realmente más una textura de papa vieja secada, si es que alguna vez terminan cocinando completamente. Y, sinceramente, no suelen ser muy sabrosos para algo que requiere tanto esfuerzo.

Pero a pesar de todo eso, todavía estaba preparado para darle un giro a Hasselback Potatoes la semana pasada. Creía que al usar batatas y una mantequilla cargada de sabor, terminarían sabrosos y valdrían la pena. Y hablando de tiempo, pensé que calentar las papas en el microondas hasta que se ablanden eliminaría gran parte de la espera y crearía una textura más uniforme, de modo que hacer crujientes las partes superiores en el horno sería rápido y fácil.

Pero mientras cortaba meticulosamente mis batatas (con algunos errores en el proceso), tuve un pensamiento. Si realmente estoy tratando de ahorrar tiempo y hacer que las papas se cocinen uniformemente, ¿por qué no uso mi mandolina para cortar las papas? Se cortan en rodajas finas y uniformes, y puedo realizar el proceso en segundos. Apilados verticalmente en una fuente para hornear pequeña, estarán crujientes en la parte superior y cremosos en la parte inferior de todos modos. Además, todavía podré colocar rodajas de ajo y jalapeño entre las rodajas y dejar que la mantequilla de ajo con miel caliente gotee por las grietas. El horneado de camote con ajo y miel caliente será como todas las partes buenas de las papas Hasselback, pero un millón de veces mejor.

Y no tocar mi propia bocina ni nada, pero tenía razón.

El horneado de camote con ajo y miel caliente terminó luciendo lo suficientemente hermoso para una comida elegante, pero lo suficientemente simple como para un acompañamiento diario. ¿Y el sabor? Gracias al generoso pincel de una combinación de miel, jalapeño, ajo, mantequilla y vinagre de sidra de manzana, resultó absolutamente adictivo. James y yo no podíamos dejar de comer bocados de patatas.

Me encantó especialmente cómo parecían derretirse en mi boca, pero con el más mínimo crujido alrededor de los bordes.

Maaan, esas batatas estaban buenas.

Si lo tuyo son las batatas, este horneado de batata con ajo y miel caliente es una receta que tienes que probar. Y cuando lo haga, no olvide tomar una foto y etiquetar #hostthetoast en Instagram para mostrar sus relucientes patatas antes de engullirlas.

Y si olvida hacerlo la primera vez, no se preocupe. Esta es una receta que volverás a hacer, seguro.


Horneado de camote con ajo y miel caliente

Ahora, si de alguna manera ha logrado esquivarlos en su mejor momento de inundación de Pinterest, las papas Hasselback son papas horneadas, pero con finas hendiduras cortadas en la parte superior. Las ranuras no deben & # 8217t atravesar todo el camino & # 8212 usted quiere que la papa permanezca unida en la parte inferior & # 8211 y se agrega mantequilla entre cada ranura para que las rebanadas queden crujientes a la textura de las papas fritas. La gente a menudo agrega ajo y hierbas o pan rallado, y después de una hora de horneado, se supone que las papas deben estar crujientes en la parte superior, cremosas en el medio y magníficamente abanicadas.

Se supone que es. Pero en mi experiencia, eso no es exactamente lo que sucede.

En mi experiencia, no terminan realmente crujientes en la parte superior ni suaves en el centro. Es realmente más una textura de papa vieja secada, si es que alguna vez terminan cocinando completamente. Y, sinceramente, no suelen ser muy sabrosos para algo que requiere tanto esfuerzo.

Pero a pesar de todo eso, todavía estaba preparado para darle un giro a Hasselback Potatoes la semana pasada. Creía que al usar batatas y una mantequilla cargada de sabor, terminarían sabrosos y valdrían la pena. Y hablando de tiempo, pensé que calentar las papas en el microondas hasta que se ablanden eliminaría gran parte de la espera y crearía una textura más uniforme, de modo que hacer crujientes las partes superiores en el horno sería rápido y fácil.

Pero mientras cortaba meticulosamente mis batatas (con algunos errores en el proceso), tuve un pensamiento. Si realmente estoy tratando de ahorrar tiempo y hacer que las papas se cocinen uniformemente, ¿por qué no uso mi mandolina para cortar las papas? Se cortan en rodajas finas y uniformes, y puedo realizar el proceso en segundos. Apilados verticalmente en una fuente para hornear pequeña, estarán crujientes en la parte superior y cremosos en la parte inferior de todos modos. Además, todavía podré meter rodajas de ajo y jalapeño entre las rodajas, y dejar que la mantequilla de ajo con miel caliente gotee por las grietas. El horneado de camote con ajo y miel caliente será como todas las partes buenas de las papas Hasselback, pero un millón de veces mejor.

Y no tocar mi propia bocina ni nada, pero tenía razón.

El horneado de camote con ajo y miel caliente terminó luciendo lo suficientemente hermoso para una comida elegante, pero lo suficientemente simple como para un acompañamiento diario. ¿Y el sabor? Gracias al generoso pincel de una combinación de miel, jalapeño, ajo, mantequilla y vinagre de sidra de manzana, resultó absolutamente adictivo. James y yo no podíamos dejar de comer bocados de patatas.

Me encantó especialmente cómo parecían derretirse en mi boca, pero con el más mínimo crujido alrededor de los bordes.

Maaan, esas batatas estaban buenas.

Si lo tuyo son las batatas, este horneado de batata con ajo y miel caliente es una receta que tienes que probar. Y cuando lo haga, no olvide tomar una foto y etiquetar #hostthetoast en Instagram para mostrar sus relucientes patatas antes de engullirlas.

Y si olvida hacerlo la primera vez, no se preocupe. Esta es una receta que volverás a hacer, seguro.


Horneado de camote con ajo y miel caliente

Ahora, si de alguna manera ha logrado esquivarlos en su mejor momento de inundación de Pinterest, las papas Hasselback son papas horneadas, pero con finas hendiduras cortadas en la parte superior. Las ranuras no deben & # 8217t atravesar todo el camino & # 8212 desea que la papa permanezca unida en la parte inferior & # 8211 y se agrega mantequilla entre cada ranura para que las rebanadas tengan la textura de las papas fritas. La gente a menudo agrega ajo y hierbas o pan rallado, y después de una hora de horneado, se supone que las papas están crujientes en la parte superior, cremosas en el medio y maravillosamente abanicadas.

Se supone que es. Pero en mi experiencia, eso no es exactamente lo que sucede.

En mi experiencia, no terminan realmente crujientes en la parte superior ni suaves en el centro. Es realmente más una textura de papa vieja secada, si es que alguna vez terminan cocinando completamente. Y, sinceramente, no suelen ser muy sabrosos para algo que requiere tanto esfuerzo.

Pero a pesar de todo eso, todavía estaba preparado para darle un giro a Hasselback Potatoes la semana pasada. Creía que al usar batatas y una mantequilla cargada de sabor, terminarían sabrosos y valdría la pena. Y hablando de tiempo, pensé que calentar las papas en el microondas hasta que se ablanden eliminaría gran parte de la espera y crearía una textura más uniforme, de modo que hacer crujientes las partes superiores en el horno sería rápido y fácil.

Pero mientras cortaba meticulosamente mis batatas (con algunos errores en el proceso), tuve un pensamiento. Si realmente estoy tratando de ahorrar tiempo y hacer que las papas se cocinen uniformemente, ¿por qué no uso mi mandolina para cortar las papas? Se cortan en rodajas finas y uniformes, y puedo realizar el proceso en segundos. Apilados verticalmente en una fuente para hornear pequeña, estarán crujientes en la parte superior y cremosos en la parte inferior de todos modos. Además, todavía podré meter rodajas de ajo y jalapeño entre las rodajas, y dejar que la mantequilla de ajo con miel caliente gotee por las grietas. El horneado de camote con ajo y miel caliente será como todas las partes buenas de las papas Hasselback, pero un millón de veces mejor.

Y no tocar mi propia bocina ni nada, pero tenía razón.

El horneado de camote con ajo y miel caliente terminó luciendo lo suficientemente hermoso para una comida elegante, pero lo suficientemente simple como para un acompañamiento diario. ¿Y el sabor? Gracias al generoso pincel de una combinación de miel, jalapeño, ajo, mantequilla y vinagre de sidra de manzana, resultó absolutamente adictivo. James y yo no podíamos dejar de comer bocados de patatas.

Me encantó especialmente cómo parecían derretirse en mi boca, pero con el más mínimo crujido alrededor de los bordes.

Maaan, esas batatas estaban buenas.

If sweet potatoes are your thing, this Hot Honey Garlic Sweet Potato Bake is one recipe you’ve got to try. And when you do, don’t forget to take a picture and tag #hostthetoast on Instagram to show your glistening potatoes off before you gobble them down.

And if you forget to do that the first time around, don’t worry. This is one recipe you’ll be making again, for sure.